4 de marzo de 2011

La Celda de Berengario: Buenas Intenciones

BUENAS INTENCIONES: Un legado para los aficionados surgido de la pasión

     La Celda de Berengario nace como un espacio en el que poder ofrecer el trabajo que nace de la pasión por el Rol, que surge de esa necesidad de creatividad que muchos roleros ocultan en su interior y que se expresa a través de los canales y con las herramientas que nuestra tecnología nos brinda.
     En estos tiempos, marcados por leyes Sinde que a nadie contentan, sociedades generales de autores demasiado egocéntricas y la obligada crisis económica (y a veces, creativa); el mundillo del Rol sigue contando con pequeñas luces que brillan entre tantas sombras. No es extraño hallar en esta red que nos globaliza el ejemplo patente de que los aficionados siguen manteniendo muy vivo este hobby. Autores anónimos dan a conocer sus pequeñas obras maestras, y lo hacen sin ánimo de lucro, simplemente por el placer de compartir algo de lo que sentirse orgulloso. Y muchas de ellas merecen ganarse un lugar en el corazoncito de los aficionados.
     Aquí no habrá lugar para obras conseguidas de forma furtiva; nada hallarás aquí, respetado lector, que no cuente con la aprobación de su creador para que su difusión sea gratuita y abierta. Porque nadie quiere hacer negocio (yo, el primero), solamente ofrecer al mundo algo de lo que sentirse orgulloso.

     Válgame esta perorata para justificar mis intenciones y para facilitar la difusión de pequeñas joyas que merecen ser contempladas. Esta Celda tiene sus puertas abiertas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada